La historia de Santa Palabra

LOGO FONDO TRANSPARENTE pequeños sin cuenterosA continuación encontrarás la historia de Santa Palabra y algunos detalles importantes como nombres, fechas, acontecimientos, lugares y personajes que incidieron para la construcción de un proyecto artístico único en el occidente colombiano.

 La idea “Santa Palabra” surge en La Casa Café para el año 2007 cuando Omar Romero y Jhohann Castellanos El Santo deciden apostarle a un espacio privado para leer y contar cuentos. Los dueños del lugar les permitieron usar su espacio el último jueves del mes para convocar público, con entrada, inicialmente, libre. Para facilitar la comunicación a Omar se le ocurrió, pensando en El Santo, ponerle al evento Santa Palabra (el nombre llegó como una epifanía).

Cada mes un pequeño grupo se encontraba para escuchar cuentos. En la lista de invitados se recuerda alegremente a William Arunategui “Willo”, a Warner Jaramillo “el Duende”, a Jaime Escobar “Púrpura”, a Jaime Riascos, Mauricio Trujillo, Raúl España, Carlos García, Marcos Mosquera, Pedro Mario López y a Cristian Fraga, éste último sin saber que sería parte del proyecto. Todos vivieron el paso por el único espacio en Cali con cuenteros programados periódicamente, un proceso maravilloso porque se logró con el alma.

Y fue justamente en ese momento, en ese proceso de llevar cultura a la gente, que surge la necesidad de trasladar ese contenido gestado en el café a la plaza pública, donde ya contaba El Santo; así surge Santa Palabra en la Colina de San Antonio y se acaba el proceso en La Casa Café y Omar viaja a Bogotá.

Al principio los primeros en ayudar a El Santo en la tarea de sostener el espacio en la Colina de San Antonio fueron la dupla de acróbatas y malabaristas integrada por Krugman Gómez y Mayerlin Benítez (en el reality Colombia tiene talento la dupla fue conocida bajo el nombre de Cirkosis). Luego, por la necesidad de un apoyo en narración oral, se integró Cristian Fraga. Con ello, a finales del 2008, se logra un equipo maravilloso de artistas que llenaban de cultura el ágora de piedra.

Así pasaron dos años entre presentaciones privadas y disertaciones entre lo que debería ser la agrupación, discusiones que por lo general se daban al terminar los espectáculos, mientras comíamos en San Antonio Pizza, otro espacio que nos recibió y nos recibe amablemente todos los fines de semana. Al mismo tiempo surgieron algunas invitaciones a festivales, algunos viajes nacionales y muchas preguntas que vendrían a hacerse respuestas más adelante cuando al proceso se suma Sergio Castellanos, hermano de El Santo. A finales de 2010 y principios de 2011 Sergio ayudaría a gestar el primer espectáculo de gran producción por parte de la agrupación, difundido bajo el título de Un cuento para viajar; un montaje en el que contamos con la participación de Diego Garzón, un joven actor con gran talento que hoy ha llegado a distintos países a través de su participación en varias telenovelas.

En el 2011, luego de la temporada en Cali Teatro, sala que siempre nos recibe con los brazos abiertos, llegó el momento de partir y cruzar la frontera de nuestro país. Ganamos mucha experiencia en Chile, Argentina, Perú y Bolivia y regresamos con la idea plena de aplicar en la ciudad muchas cosas hermosas que vimos en la gira. A finales del mismo, ya de regreso en Cali, participamos en el diplomado en gestión y desarrollo de empresas con base cultural, organizado  por el Proyecto de Industrias Culturas de Cali, subvencionado por Comfandi y en  asesoría de la Universidad ICESI. Este momento nos llevó a pensar de una manera un poco más acertada la idea de constituirnos como empresa, definiendo un proyecto de vida con la mira puesta en llegar a escenarios más importantes.

Cerrando el año 2011 pusimos todo nuestro empeño para presentar un espectáculo novedoso y marcar un hito en la producción de eventos; también fue una forma para agradecer a todos y todas por su constancia y apoyo a Santa Palabra. Así celebramos el aniversario de la agrupación y estrenamos Juegos de Palabras (en aquel momento nombramos a este show de comedia, música e improvisación: Nada está visto); un show integrado por los narradores de Santa Palabra en compañía de los músicos Juan Carlos Osorio y Lucho Castro (luego se sumarían al staff Wilfredo Vargas y Bryan Díaz).

El 2012 nos presentó uno de los retos más importantes para nuestro proceso: nos constituimos como empresa. El mismo año fuimos llamados por el Centro Comercial Premier el Limonar para que apoyáramos sus procesos artísticos y en respuesta les presentamos nuestra franja Jueves de Cuentos que hasta la fecha recibe alrededor de 250 personas cada semana. Y mientras la mayoría pensaba que se iba a acabar el mundo según la predicción Maya, nosotros estábamos dando a luz nuestro festival internacional y nuestro concurso intercolegiado. En retrospectiva este año fue uno de los más intensos, ricos en experiencia, más reconfortantes por lo logrado y al mismo tiempo fue el año más difícil y lleno de tropiezos (aprender todo al mismo tiempo nos puso en riesgo apenas naciendo).

El 2013 vino con toda la experiencia y el reconocimiento de la labor cumplida. Nos hicimos visibles a muchas compañías que ahora querían saber de Santa Palabra y contar con nosotros en sus despedidas de fin de año, en sus campañas internas. Consolidamos un trabajo serio sin abandonar los fines de semana en la Colina, por ser este un espacio de inclusión entre tantas dificultades que presenta la ciudad. Llegaríamos a la segunda versión del festival mejorando notablemente y por fin fuimos encaminándonos hacia lo que significaba eso de ser empresa, con todas sus dificultades y responsabilidades.

Con la mira en los siete años de Santa Palabra realizamos de nuevo nuestro festival y fuimos invitados por el gobierno mexicano para participar en el festival Un tranvía de cuentos, llevando relatos a los niños manitos. Poco a poco fuimos haciéndonos visibles en otros escenarios de Latinoamérica.

Para el 2016 se cumplieron 13 años de carrera en la vida de Fraga y El Santo, nueve años de Santa Palabra, cuatro de ser empresa, y uno colaborando en el programa Login, de Telepacífico. Somos, sin lugar a dudas, una de las empresas más sólidas en nuestro campo.

Y allí va la historia de Santa Palabra, que no sabemos hasta cuándo se escriba.

Anuncios

Un comentario en “La historia de Santa Palabra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s